El olvido que seremos. Héctor Abad Faciolince


"Que disfrutes y aprendas con esta lectura tanto como lo hice yo" me escribió la persona que me lo regaló. Tras leerla sentí ambas cosas, especialmente la segunda. No afirmo, pero creo que no va a existir un libro que me aporte, en todos los sentidos, tantas cosas como este. En él, el autor narra de manera novelada la vida de su padre, un médico y activista en pro de los derechos humanos que fue asesinado en Medellín por los paramilitares, reflejando a la perfección la violencia que ha sacudido Colombia en las últimas décadas.



Felipe Gómez Pino, alumno de Periodismo en la URJC, es el autor del párrafo anterior referido a El olvido que seremos de Héctor Abad Faciolince y con él que participó en la actividad “Tú recomiendas, nosotros leemos” con la que la Biblioteca del Campus de Madrid celebró La Noche de los libros.

Personalmente quise hacerme la receptora, como si para mí se hubiese escrito,  de la dedicatoria con que comienza el texto y disfrutar y también aprender sobre una historia y un país, Colombia, en  una época no tan lejana.

El libro es de principio a fin un relato de amor al padre, escrito por un hijo que se siente tremendamente amado por su progenitor.

Héctor Abad Faciolince escribió de forma valiente esta biografía novelada  sobre su padre casi veinte años después de que fuera asesinado el 25 de agosto de 1987 y hasta esa fecha  en parte también su propia autobiografía. Vuelca desde sus primeros recuerdos, aún antes de comenzar el colegio, al mundo familiar de cada día. Analiza lo distinto en la forma de ser y pensar de su madre y su padre, la relación con sus cinco hermanas y otros parientes y amigos de la familia, eso sí todo girando en torno a la figura de ese extraordinario "papá", término que en nuestro español de este lado del océano casi comienza sonando extraño pero luego resulta el perfecto para expresar la ternura existente. Tras la semblanza familiar y mezclada con ella se habla de variados temas, de universidad y medicina, de  trabajo diario, viajes  y  vacaciones, de lecturas y hobbies, de salud pública y de derechos humanos.  En una palabra, de la vida con sus momentos felices y con los más tristes y de la muerte y sobre todo de civismo, de sentimientos, de educación y de tolerancia.

Aunque la pasión por su padre es inmensa, no es una hagiografía, también deja ver aquellos puntos de vista que con el cambio de los tiempos podrían ser criticables actualmente como el disgusto ante la entrada de su mujer al mundo laboral, o el volcarse con él, único hijo varón, de un modo exagerado quizá con respecto a sus hermanas. También a nivel político hace ver  el que en algún momento al recibir halagos,  su  vanidad le hizo cometer errores  y pudo dejarse manipular. Hay momentos divertidos que hacen sonreír, otros totalmente conmovedores, pero algo te hace no poder dejar de leer.

Al finalizar la novela reeditada recientemente por Alfaguara , un código QR da acceso al documental Carta a una sombra basado en El olvido que seremos y dirigido por Miguel Salazar y Daniela Abad, hija del autor y nieta del protagonista del libro, Héctor Abad Gómez.

Dejo enlace a la entrevista que El País con motivo de la reedición del libro hace a su autor.



Pronto podréis encontrarlo en el Punto de interés de la Biblioteca.


Por último y cómo nos gustan las Bibliotecas, una curiosidad. Héctor Abad Faciolince ha sido director de la Biblioteca Luis Echavarría Villegas de la Universidad EAFIT en Medellín, Antioquia (Colombia), entre 2014 y 2017.


Podéis acceder al  video  Leer esconversar en silencio donde Abad habla de bibliotecas personales y públicas y fue grabado antes de comenzar su reto de trabajar en una Biblioteca tras haberlo hecho en otras profesiones relacionadas con el libro, tales como escritor, traductor, editor o librero. Os aseguro que es un gusto escucharlo.
  

También os acerco la entrevista sobre la Biblioteca de EAFIT en la que aporta la idea que comparto, sobre la Biblioteca como el corazón de la Universidad.

María Dolores López




Comentarios